17
Dom, Nov

Dante Emiliozzi tuvo una carrera deportiva plagada de éxitos en el Turismo Carretera. | Foto Museo Hnos. Emiliozzi

TC | TC Pista | TC Mouras | TCPM
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Con su hermano Torcuato y la famosa Galera se destacaron en el TC. Se consagró cuatro veces consecutivas campeón argentino de Turismo Carretera: 1962, 1963, 1964 y 1965.

En el día de hoy se cumple el 30º aniversario del fallecimiento de Dante Emiliozzi, quien junto con su hermano Torcuato escribieron algunas de las páginas más recordadas de la historia del deporte olavarriense, siendo embajadores de la ciudad en las rutas y circuitos donde compitieron. Los "Gringos" Emiliozzi marcaron una época del automovilismo argentino durante las décadas del 60 y 70, en las carreras del Turismo Carretera. Sus nombres han quedado en el recuerdo de quienes vivieron esas épocas y perduran en las nuevas generaciones de los olavarrienses y de los "fierreros" de todo el país.

En el Museo Municipal "Hermanos Emiliozzi" de la ciudad de Olavarría -cuya sede eran las instalaciones donde los Emiliozzi tenían su taller y su concesionaria de autos- se encuentra su vehículo emblema: "La Galera" (una cupé Ford con el motor Ford V8 59 AB), con la que obtuvieron sus logros más importantes y hoy es parte del patrimonio cultural de la ciudad. También llevan el nombre de los hermanos Emiliozzi, el Autódromo del Automóvil Moto Club Olavarría (AMCO) y una autopista de la ciudad.

Dante José María Emiliozzi nació en Buenos Aires en 1916 y en el año 1919 se radicó junto a su familia en la ciudad de Olavarría. Fue alumno de la Escuela Nº 8 "General José de San Martín". Creció junto a su hermano "Tito" y su padre Torcuato en el taller de la calle Necochea, donde se codeó con fierros y autos, armando y desarmando motores que lo atraparon para siempre.

Se inició en el automovilismo deportivo con un Ford T: corrió 15 carreras y ganó 13. Siempre trabajando pacientemente, para lograr mayor potencia en su motor o un kilómetro más de velocidad. Debutó junto a su hermano Torcuato en Turismo Carretera en la carrera de Mar y Sierras de 1950. Las estadísticas hablan por sí solas: 43 triunfos, 12 etapas de Gran Premio ganadas, récord de velocidad en circuitos de asfalto, circuitos mixtos y etapas.

Se consagró cuatro veces consecutivas campeón argentino de Turismo Carretera (1962, 1963, 1964 y 1965). Todo ello lo concretó junto con su hermano Torcuato, una dupla que hoy es leyenda del automovilismo nacional. Dante Emiliozzi se retiró de la categoría como subcampeón en el año 1969, a los 53 años de edad. Falleció en Olavarría el 24 de enero de 1989.

Orgullo de la ciudad

La edición del Diario El Popular del 25 de enero de 1989 decía en una de sus notas principales que "se apagó ayer la vida del más grande ídolo deportivo de la historia de Olavarría: la de Dante Emiliozzi. Fue, sin duda, quien mayores glorias deportivas dio a nuestra ciudad, ‘su’ ciudad, pese a que no nació aquí. Pero, ante todo, fue un campeón con todas las letras".

En otro de sus párrafos el artículo mencionaba que "Dante Emiliozzi alcanzó todos los halagos posibles en la actividad automovilística que puedan lograrse. Fue ídolo para millones de argentinos. Fue el más fiel representante de la ciudad que no lo vio nacer, pero sí crecer y desarrollar su vida. Resultó el más grande embajador de la ciudad, ya que en todo el país y en naciones limítrofes nombrar Olavarría era nombrar a los Emiliozzi y viceversa".

Luego agregaba el texto que "fue un triunfador deportivo. Pero fue, como decimos, un campeón con todas las letras, porque lo fue en su auto, corriendo, ganando o no, abandonando y lo fue también a lo largo de toda su carrera deportiva fuera de su auto. Quien alcanza los logros que pudo lograr Dante Emiliozzi y se mantiene humilde, respetuoso, tan simple como siempre, ese es un campeón".

La nota terminaba diciendo que "Dante Emiliozzi era un campeón con todos los atributos, con la grandeza de los humildes, aunque parezca una paradoja. Por eso fue ídolo. Por eso fue grande, por eso mereció el reconocimiento y el respeto de todos. Por eso fue (y lo sigue siendo) un orgullo para Olavarría".

Nota Diario EL POPULAR

e-max.it: your social media marketing partner

                    185

 

banner aoma

Zito-Priola

gyo 845x125

Bibiloni2019