26
Sáb, Sep
Electricente

Otra fecha consumada y un nuevo logro para Luis Di Palma y su Liebre - Tornado preparada por Oreste Berta. | Foto Historia del TC

ACTC
Tipografía
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Se cumplieron 50 años de una jornada inolvidable: el “Loco” y el cantante lograban la victoria en una emblemática competencia. Ese día se produjo el debut de Roberto Mouras.

El 30 de agosto de 1970, era un domingo especial para los amantes del TC, los carreteros desembarcaban en el norte bonaerense. Ese día, el cantante, actor y más tarde político, Ramón “Palito” Ortega, aceptaba la invitación del ídolo de Arrecifes, Rubén Luis Di Palma para ser su acompañante, cosa que el tucumano no dudó un instante, ya que siempre tuvo pasión e inquietud por los fierros.

La carrera elegida que iba a compartir el distinguido binomio era la Vuelta de Chivilcoy, en el trazado de 152,376 kilómetros de extensión, que comprendía las rutas 5, 51 y 30, en el triángulo Chivilcoy, Chacabuco y Carmen de Areco.

Y el máximo favorito cumplió. Luis Di Palma lograba la victoria de punta a punta. Desde la misma largada mostró credenciales y las diferencias se fueron acrecentando hasta ganar por más de cuatro minutos, con récord en la última vuelta.

En los primeros tramos Jorge Cupeiro estuvo cerca del “crédito” de Arrecifes, pero luego el “Gallego” se fue retrasando al romper la varilla del acelerador y debió claudicar. La lucha por el segundo puesto fue muy atractiva entre varios protagonistas, y un estímulo que mantuvo al público expectante.

Al principio intercambiaban posiciones "Líbera - Bozzone" con los Torinos de Malnatti, “Pino” Volpicina, Gastón Perkins y Manzano. Todos con un rendimiento muy parejo. Luego, marchaban el Fiat 1500 de Alberto Rossi y el Valiant I de “Maneco” Bordeu.

El pelotón que escoltaba al puntero se fue disgregando con el correr de la competencia, mientras se afianzaba el “Flaco” Perkins en el segundo lugar, pero no muy lejos estaba Volpicina.

Faltando pocos kilómetros para el cierre, la velocidad del Tornado de Volpicina se hacía notar, accediendo al segundo lugar con el auto de la escudería “El Gallo” de Morón.

Otra fecha consumada, y un nuevo logro para Luis Di Palma y su Liebre - Tornado preparada por Oreste Berta. El arrecifeño demostraba tener un auto difícil de quebrar. Los tres triunfos consecutivos ratificaban la contundencia.

Di PalmaPalito1

Los autos de menor cilindrada seguían perdiendo terreno, solo algún Fiat 1500 podría entrar en la conversación. Se superaba la barrera de los 200 Km/h de promedio, distante de los 227 logrados por "Cacho" Franco, algunos meses antes (9 de noviembre de 1969). Cuando se creó esta categoría, el objetivo era un promedio de 190 km/h, algo que Di Palma superó ampliamente.

Detrás de Di Palma y Ortega (3h. 02m. 01s. 4/10) a 200,909 Kms/h. de promedio, llegaba segundo el “crédito” de Morón, Eduardo Volpicina; y tercero Gastón Perkins, de Juan Bautista Alberdi. El “Ruso” Marich y José Manzano completaban el quinteto de avanzada, quedando luego Carlos Alessina, el azuleño Luis Saint Germés de muy buena tarea, Roberto Mouras en un promisorio debut con el Torino N° 52, el hombre de Saladillo Carlos Giustozzi con el Valiant; y Alberto Rodríguez Larreta (Larry).

Desafío cumplido

Di Palma y "Palito" dieron en punta las cuatro vueltas con el Torino blanco Nº 2, aventajando a Eduardo "Pino" Volpicina y a Gastón Perkins. Cuando los ganadores llegaron al parque cerrado, la máxima atracción fue "Palito".

Al bajar del auto vencedor, todas las cámaras y micrófonos fueron para el circunstancial acompañante, quien quedó deslumbrado por la experiencia y elogió el manejo del “Loco” Luis, que como siempre sintetizó todo con una pícara sonrisa.

Ortega estaba muy interesado en los autos de competición, tanto que tiempo después filmó una película donde él hacía de piloto, “La sonrisa de mamá". La filmación fue en el autódromo de la ciudad de Buenos Aires, donde el cantante probó un auto de SP que tuvo unos problemas de frenos al ingresar a boxes, al llevarse por delante a algunas integrantes del programa musical “Alta Tensión”, que también integraban el elenco.

El accidente provocó algunos raspones y un susto grande. El film fue un éxito y Palito manejó apasionadamente el Sport Prototipo, provisto por los Hermanos Aranzana.

El debut de Mouras

En esa carrera de Chivilcoy, también debutaba con un Torino un joven nacido en Moctezuma, luego residente en Carlos Casares, ídolo indiscutido de Chevrolet y el segundo más ganador de la historia del Turismo Carretera, detrás de Juan Gálvez. Roberto José Mouras iniciaba una prolífica trayectoria en el automovilismo a bordo del Torino N° 52, acompañado por Lorenzo Bordoli.

En el día de su debut, el "Príncipe" conseguía un lugar dentro de los "top" en una cita histórica, donde Luis Di Palma acompañado de "Palito" Ortega alcanzaron la gloria teceista.

Por Luis Orlando Sánchez | vertigomotorsport.com

e-max.it: your social media marketing partner

                    185

 

banner aoma

gyo 845x125

Bibiloni2019